Descargar aplicaciones es muy fácil; este procedimiento se realiza desde la tienda, ya sea App Store o Play Store. Algunas de las aplicaciones son gratuitas, pero otras hay que comprarlas.